sábado, 25 de octubre de 2014

SOY MAESTRA...
Cécile Bounet
Me encanta este artículo que he encontrado curioseando por este mundo tecnológico. Lo comparto y lo dedico a los compañeros/as de profesión. Y a las amas de casa, porque ellas, al igual que los maestros/as tienen jornadas laborales interminables e invisibles a los ojos de la mayoría...

Ayer, alguien me dijo: "¿Todavía estás de vacaciones? ¡Tú nunca trabajas!". En tu imaginario, quizás tengo las mejillas rosas y los ojos bien abiertos, salto de alumno en alumno para explicarles con canciones las reglas más difíciles y luego me quedo dormida con un sueño profundo y dichoso, orgullosa del trabajo realizado y satisfecha con todas mis aficiones: cocina, guitarra, pintura y grabado en relieve. Te informo, querido alguien, de que mis diez últimas semanas trabajadas de 50 horas cada una, sola frente al ordenador, frente a los alumnos o a mis cuadernos, no me han dejado energía ni para poner la lavadora. Estoy hecha una mierda, tengo ojeras y estoy cerca de sufrir coma por agotamiento. Y, mientras tanto, mis alumnos siguen saltando por ahí sin descanso.
Ayer, alguien me dijo: "Qué suerte tienes, a las 4 ya has terminado tu jornada". En tu imaginario, puede que tenga un ejército de pequeños elfos que por la tarde van al colegio a imprimir los ejercicios y a corregir las copias, lo que me permite merendar galletas de chocolate mojadas en leche tranquilita en el sofá. Te informo, querido alguien, de que para mí, a las 4 comienza en realidad lo más duro de la jornada. Varias horas de trabajo fastidiosas, con los ojos entornados sobre las líneas azules de los cuadernos para no dejarme ni una sola falta de ortografía, lo que daría lugar a la reacción inmediata de un padre descontento por la ineptitud de la profesora. Y, mientras tanto, mis alumnos siguen pegando sus hojas del revés y escribiendo octubre sin r.
Ayer, alguien me dijo: "Bueno, sumar llevando tampoco es tan complicado". En tu imaginario, la tarea más ardua de mi trabajo quizás consiste en dividir con dos cifras. Claro, yo en quinto dejé el colegio, porque no necesitaba más para ser maestra de infantil. Pues que sepas, querido alguien, que la pedagogía es una ciencia compleja, y que cada actividad simplista propuesta a mis alumnos es, de hecho, el fruto de una reflexión intensa que hace que mi cerebro eche chispas. Hay que pensar en actividades progresivas, repartirlas en la semana, el período, el año, el ciclo... pero, bueno, te pierdo, me falta pedagogía. Y, mientras tanto, los alumnos siguen olvidándose del castigo.
Ayer, alguien me dijo: "Yo también cuido a mi sobrina pequeña los miércoles". En tu imaginario, puede que yo me dedique a la guardería. Hacemos pinturas libres con los dedos, jugamos al 1, 2, 3, pollito inglés y nos lavamos los dientes antes de la siesta. Que sepas, querido alguien, que yo no me dedico a cuidar a tu sobrina pequeña. Yo enseño, repito, educo, cuido, escucho, dialogo y aprendo. Hago de profesora, enfermera, psicóloga, policía, asistenta social, mediadora, pero no de niñera. Y, mientras tanto, mis alumnos siguen trabajando, equivocándose y aprendiendo.
Ayer, alguien me dijo: "Yo también debería haber sido profesor". En tu imaginario, ser maestro quizás signifique tener un montón de vacaciones, acabar el trabajo a las 4, enseñar nociones elementales y pasar el tiempo entre recreos, plástica y gimnasia. Te informo, querido alguien, de que las oposiciones están abiertas a todo el mundo y que aceptamos mejor a los nuevos compañeros que los comentarios exasperantes. Que sepas que firmarás para toda la vida con una sonrisa forzada. Pero como a nosotros nos gusta nuestro trabajo, estamos dispuestos a oír cualquier cosa....
"Ah, no, yo no soporto estar todo el día con niños". Bueno, pues resulta que nosotros sí lo soportamos, pero también nos hacen falta vacaciones. Ése es el trato.
Y como vosotros, queridos alguien, sois mi mejor fuente de inspiración, os incluyo una actualización:
Hoy algunas personas me han dicho: "Te estás quejando todo el tiempo".En vuestro imaginario, puede que lleve pancartas de manifestaciones por debajo de la manga. Pero sabed, queridos, que no soy una quejica (y que no soy culpable; no me queméis en la hoguera). Lo que pasa es que estoy enfadada. ARRRRRRGGGGGHHHHHHHHH. Pero, mientras tanto, sigo yendo a la escuela con una sonrisa; así de simplona soy.
Hoy algunas personas me han dicho: "Crees que tu profesión es la más difícil del mundo y que estás por encima de los demás". En vuestro imaginario, probablemente tenga mi diploma de Magisterio enmarcado en la entrada de casa y me reúna con mi secta profesoril los miércoles por la tarde para comentar el trabajo de los demás. Pero sabed, queridos, que yo no jerarquizo las profesiones y que admiro a mi médico, a la cajera del supermercado, a los camareros.... Y, mientras tanto, sigo manteniendo conversaciones enriquecedoras con mi amiga estilista.
Bueno, os dejo, que no tengo tiempo, estoy de vacaciones. Vale, mea culpa. Podéis quemarme.

jueves, 16 de octubre de 2014

Con solo un puñado de letras, toda la magia del mundo...

El arte de educar en el amor y en la autoestima positiva

FUENTE: http://espacioeducacionemocional.blogspot.com.es/



El arte de educar en el amor y en la autoestima positiva 
Laura Chica en su libro ¿Quién eres tú? decica un apartado a "El arte de educar en el amor y en la autoestima positiva" y al final del mismo, a modo resumen nos da las siguientes pautas:
  • No basta con amar. Hay que expresar el amor.
  • Dedícate tiempo. Conócete mejor. Acéptate. Quiérete.
  • Aprende a perdonarte para poder avanzar y no quedarte estancado en la culpa.
  • Comienza por amarte a ti, para poder amar a los demás.
  • Toma conciencia de cómo es tu red de apoyo, y de cuántas personas están cuando las necesitas.
  • Analiza tu forma de amar. Tu dependencia, independencia y apego.
  • Muestra afecto y brinda apoyo.
  • Educa desde el amor:
    • Evita comparaciones.
    • Expresa el amor incondicional. Es el mayor regalo que podemos dar.
    • Expresa y ten expectativas positivas sobre él.
    • Recuérdales lo que tienen que mejorar, pero también lo que hacen bien.
    • Favorece su autoconocimiento real, ayudándole a construir su imagen.
    • Valora el esfuerzo y no solamente los logros.
    • Exigencias moderadas: la presión limita.
Unas pinceladas para reflexionar y en muchos casos, recordar lo que ya sabemos.



DE CAMINO



Un día más
entre el asombro y el susto
de estar viva,
intentando entenderlo.


Comer, leer,
sufrir, amar.
Cuerda floja
entre la consciencia implacable
que me hace ir por la vida
sin coraza
y hasta sin piel
y la borrachera buscada,
de besos,
de palabras,
música
o silencio,
da igual.


Anestesia imprescindible
para poder mirar el reloj
que desgrana
los instantes que se van.

(Elvira Laruelo)

SAWABONA- SHIKOBA
Del blog "El periódico de las buenas noticias"

Probablemente, ya conozcáis esta historia que anda dando vueltas por las redes sociales y demás mundos tecnológicos. Aún así, la quiero compartir en este punto de encuentro, porque me parece preciosa.






Por lo visto, en esta tribu cuando alguien hace algo perjudicial o incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea.

Durante dos días le dicen "todas las cosas buenas" que ha hecho.

La tribu cree que cada ser humano viene al mundo como un ser bueno, deseando seguridad, amor, paz y felicidad. Pero a veces, en la búsqueda de esas cosas, las personas cometen errores; errores que la comunidad ve como un grito de socorro.

Entonces la tribu se une para levantarlo; para reconectarlo con quien él realmente es, hasta que se acuerde totalmente de la verdad de la que se había desconectado temporalmente: "Yo soy bueno".

SAWABONA es un saludo usado en África del Sur que quiere decir: "Yo te respeto, yo te valoro. Eres importante para mí".

En respuesta, las personas contestan SHIKOBA, que significa:”Entonces, yo existo para ti”.

miércoles, 8 de octubre de 2014

CUANDO EL SOL SE ESCONDE...
Cuentos para niños/as hospitalizados
http://www.orientacionandujar.es/2013/06/19/cuentos-para-el-hospital/

martes, 7 de octubre de 2014

Aprendizaje cooperativo. Preparación de una prueba o examen en grupo



¿En qué consiste la actividad de preparación de una prueba o examen?
Material:
  • Media hoja en blanco para cada alumno.
  • Media hoja en blanco por grupo.
  • Un bolígrafo azul y otro rojo.
  • Libro de texto o apuntes del tema o de la Unidad Didáctica.
Tiempo de realización:
Una sesión lectiva: 50′-55′ min.
Pasos a seguir:
1. Los alumnos de una clase se dividen en grupos de cuatro. Se elige a un portavoz de cada grupo. Sobre cómo formar grupos de aprendizaje cooperativo os recomiendo que os leáis el artículo titulado Aprendizaje cooperativo. Cómo formar equipos de aprendizaje en clase. El profesor reparte a cada alumno media hoja en blanco y otra media hoja para todo el grupo se queda en el centro.
2. Los cuatro alumnos de cada grupo deben elaborar cuatro preguntas o cuestiones relacionadas con los contenidos de los que se va a examinar en la media hoja que les ha facilitado el profesor. Las preguntas o cuestiones deben ser, por ejemplo, de este tipo:
  • Responder con un sí o un no (p.e. ¿Irlanda pertenece a la unión Europea?)
  • Responder con un concepto, fecha, número, etc. del tema (p.e. ¿En qué año Cristóbal Colón descubrió América?)
  • Definir un concepto (p.e. ¿Qué es la fotosíntesis?)
  • Corregir un error (p.e. El agua hierve a 85ºC)
Hay que procurar que las preguntas sean claras y eviten en todo momento la ambigüedad.
3. Una vez que todos los alumnos han creado las preguntas o cuestiones -un total de 16- y siempre bajo la supervisión y el asesoramiento del profesor, cada alumno lee sus preguntas en voz alta a su grupo de referencia y es el grupo el que elegirá dos tipos de preguntas de cada tipo entre las realizadas por los cuatro alumnos -un total de ocho-. La única condición a la hora de elegir es que tiene que haber un mínimo de una pregunta de cada alumno del grupo.
4. Cuando se han decidido las preguntas, se escriben en la media hoja que ha facilitado el profesor para el grupo y se pasa esta hoja con las ocho cuestiones a otro grupo de la clase. Para ello se puede seguir el sentido de las agujas del reloj.
5. Se pone la hoja con las preguntas del otro grupo encima de la mesa y cada alumno responde individualmente. Una vez ha respondido cada alumno, cada grupo comparte las respuestas y se eligen de forma consensuada la respuestas que se consideren correctas. Estas respuestas las escribe el portavoz en la misma hoja con bolígrafo rojo.
6. El portavoz de cada grupo lee en voz alta las preguntas hechas por el otro grupo y las respuestas dadas por el suyo. El grupo que ha hecho las preguntas es el que corrige en voz alta la prueba, otorgando a cada respuesta acertada un valor de 1,25 puntos. El portavoz apuntará la nota del grupo en la parte superior derecha de la hoja y se la dará corregida al profesor. Se hará lo mismo con el resto de grupos. El profesor sólo supervisará que las preguntas estén bien formuladas y las respuestas y puntuación correctas.
¿Qué ventajas tiene esta actividad?
  • El alumno es parte activa del proceso de enseñanza aprendizaje.
  • Todos los alumnos de cada grupo participan de forma activa y tiene un papel decisivo en la nota final de la actividad.
  • Se fomenta el consenso al tener que pactar la respuesta que se crea más acertada.
  • Se trabaja la expresión oral y escrita a través de las preguntas y respuestas.
  • Se repasa el tema de una forma poco tradicional y más atractiva para los alumnos.
  • El profesor puede hacerse una idea del nivel que tienen los alumnos a partir de las preguntas y respuestas y puede incidir en aspectos que no hayan quedado claros.
  • Son los alumnos los que se evalúan entre ellos y el profesor sólo supervisa e incide en lo que crea conveniente.
¿Cómo se evalúa la actividad?
Esta actividad de aprendizaje cooperativo se puede evaluar:
  • Nota de actitud y cooperación. El profesor irá anotando en su cuaderno:
    • Si el alumno ha elaborado las cuatro preguntas.
    • Si el grupo ha respetado las normas de una pregunta mínima de cada alumno del grupo.
  • Nota de las preguntas. El profesor anotará en su cuaderno:
    • Se pondrá la misma nota numérica (0, 1,25, 2,5 …) a los cuatro alumnos a partir de las respuestas que han sido consensuadas entre ellos.
De esta forma se consigue que al final de la sesión lectiva el profesor pueda obtener dos notas en una misma sesión lectiva.
Una recomendación:
Una recomendación que os doy es que, como habéis recogido el papel con las preguntas y respuestas de cada grupo, hagáis que al menos una de cada grupo salga en la prueba o examen del tema o de la Unidad Didáctica. Os aseguro que es algo que para ellos resulta muy gratificante porque se sienten coautores junto con vosotros de la prueba o examen que deberán realizar.
También deciros que existen muchas variantes de esta actividad por lo que respecta al número y tipo de pregunta, a la puntuación que se otorga, si es que creéis conveniente tener una nota numérica, la adaptacion de la prueba a los alumnos con necesidades educativas especiales, etc.
Solo deciros que recomiendo encarecidamente que os animéis a llevar a cabo una actividad que os aseguro resulta tan amena como gratificante. Si la lleváis a cabo estaré encantado de que compartáis vuestra experiencia y me deis vuestra opinión.
¡POR UNA ESCUELA INCLUSIVA!
CARTA AL HOMBRE QUE PERDIÓ LA FE EN LA HUMANIDAD
Del blog "El periódico de las buenas noticias"
El 30 de marzo de 1973 un hombre envió una carta al escritor E. B. White diciéndole que había perdido la fe en la humanidad. White, que era una persona positiva, siempre creyó que un escritor tenía la responsabilidad de ser todo lo bueno que pudiera en su arte  y no interpretar la vida solamente sino darle forma, y que también tenía el deber de dar esperanza a los demás. Por este motivo, ESTA fue su respuesta al Sr. Nadeau:

Estimado Sr. Nadeau:

Mientras exista un hombre honesto, mientras haya una mujer compasiva, la posibilidad de contagio seguirá viva y el panorama no será desolador. En los malos tiempos, nos queda la esperanza. Me levantaré el domingo por la mañana y daré cuerda al reloj, COMO una contribución al orden y a la constancia.

Los marineros tienen una expresión sobre el tiempo, dicen: el tiempo es un gran engañador. Supongo que lo mismo puede decirse de nuestra sociedad humana. Las cosas pueden parecer oscuras, pero de pronto aparece una abertura entre las nubes y todo cambia, a veces repentinamente. Es bastante obvio que la raza humana ha convertido la vida en este planeta en un gran caos. Pero, como pueblo, probablemente guardamos semillas de bondad que han sido almacenadas durante mucho tiempo, esperando a brotar cuando se den las CONDICIONES adecuadas. La curiosidad del hombre, su persistencia, su inventiva y su habilidad han acabado provocándole serios problemas. Sólo cabe esperar que esos mismos rasgos le permitirán encontrar el camino para salir de ellos.

Aférrese a su sombrero. Aférrese a su esperanza. Y dé cuerda al reloj, pues mañana será otro día.

Atentamente,

E. B. White

VALÓRALES!!
http://www.orientacionandujar.es/2014/10/07/entrenamiento-para-la-mejora-de-la-autoestima-de-tus-alumnos-pedagogia-blanca/